5 Aspectos clave para crear un Guión Instruccional desde cero

Fecha de publicación: 12/04/2022
por Paco Tabares, LX Designer

Diseñador de experiencias de aprendizaje en e-learning

Ha escrito 1 Blogs

Si cuentas con experiencia en el campo del Diseño Instruccional o estás comenzando, debes saber que el Guión Instruccional es el documento donde plasmamos las instrucciones que debe recibir quien produce los materiales e-learning y que a su vez consume el alumno, ya sean estos en voz en off, animación, contenido multimedia, contenidos gráficos, etc.

 

Sea cual sea tu caso, es necesario leas estos 5 aspectos clave para que tus guiones instruccionales contengan los elementos necesarios para la producción del curso y sobre todo para el aprendizaje de los estudiantes.

 

 

1. Define bien “el o los” objetivos del curso

 

Más que una serie de comportamientos u objetivos extraídos de la Taxonomía de Bloom, debes expresar el propósito y el contenido del curso, esto lo conocemos como "meta instruccional" y es necesario explicarla ante todos los involucrados del curso, tanto para quien lo solicita, como para el líder del proyecto, desarrolladores, ejecutivos, etc.

 

Recuerda que el Diseño Instruccional al igual que el diseño gráfico y otras actividades de interpretación, es un proceso de materialización de conceptos, dicho en palabras más simples, existe el "verde" que el cliente tiene en la mente, el "verde" que crees que desea y el "verde" que apreciarán los alumnos al final. Por eso, es importante alinear la meta del curso a lo que todos desean ver al final de este.

 

2. Diseña enfocado al promedio cognitivo de tu audiencia

 

Asumir que “conoces” a tu audiencia es un error. La investigación es clave. Esto puedes hacerlo formando y entrevistando grupos focales, realizando encuestas o entrevistando para averiguar todo sobre los alumnos de tu curso.

 

Puedes usar como guía de entrevista las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es su formación académica?
  • ¿Existe una cultura empresarial a considerar?
  • ¿Cuál es su base de conocimientos técnicos / profesionales?
  • ¿Qué nivel de experiencia tienen con el tema?
  • ¿Cuáles son las brechas de habilidades que deben superar?
  • ¿Cuáles son las brechas de conocimiento que deben superar?
  • ¿Qué estrategias han funcionado / fallado en el pasado?
  • ¿Cómo definirá / medirá su audiencia el impacto del curso?

 

 

3. Extensión vs. retención

 

Un Guión Instruccional presenta un curso en capítulos e incluso en subcapítulos, pero considera que dependiendo de la longitud de conocimiento a transferir puede ser necesario que optes por micro-contenidos de tres a diez minutos en lugar de un curso largo de una a dos horas.

 

Considera que, si haces cursos muy largos, sobre todo en temas técnicos, el alumno retendrá únicamente los últimos dos a diez minutos de contenido. Esto podría traducirse en un fracaso de Diseño Instruccional, aún y con buenas instrucciones del guión.

 

Si no es posible subdividir el curso en micro-contenidos, inserta actividades de interacción que permitan hacer pausa al proceso de transferencia de conocimiento y permitan que el alumno guarde la información recién recibida, ya sea por la pausa en si o por que la actividad refuerza los conceptos más importantes de todo el tema.

 

También considera que un curso muy extenso puede provocar deserción o falta de interés para realizar el curso en determinado plazo, esto puede afectar el despliegue de algún proyecto o el correcto trabajo de los colaboradores “capacitados”.

 

 

4. Considera el ambiente (contexto) de aprendizaje

 

Si realizas por ejemplo, interactivos multimedia para un ambiente en donde no puede utilizarse el audio o peor aún, diseñas un contenido para ser expuesto en un ambiente virtual y la empresa carece de aulas y/o equipos de cómputo para tal efecto, estarás generando instrucciones e interacciones que no podrán usarse y generarán frustración y descontento en los usuarios.

 

Generar un Guión Instruccional tomando en cuenta el ambiente de aprendizaje, te permite adecuarlo a las posibilidades físicas e interactivas que los alumnos puedan tener entre sí y con el contenido mismo.

 

 

5. Planea antes de diseñar

 

Antes de dar rienda suelta a tu proceso creativo, dedica un tiempo a definir la meta instruccional y resuelve las siguientes preguntas con el apoyo de todos los involucrados:

  • ¿Qué elementos multimedia desean utilizar?
  • ¿Si el curso en “en línea” en qué dispositivos será consultado el curso? ¿Será accesible fuera de la oficina?
  • ¿Cuáles son las capacidades y limitaciones del LMS o plataforma de e-learning disponible?
  • ¿Tienen un portafolio de estilo con relación a colores, tipo de imágenes, así como secretos industriales que no deban ser descritos, ilustrados o fotografiados?

 

 

Conclusión

 

Videoconferencias, llamadas telefónicas y correos electrónicos serán el “pan de cada día”. Cuando estés en el proceso de crear el Guión Instruccional, ten siempre presente que suponer la información es "diseñar tu propio color verde”, y lo que debes perseguir siempre es apoyarte de la investigación de usuarios, de los requerimientos del cliente y los expertos en el tema para el proceso de creación del curso.

 

¿Qué recomendarías para el proceso creativo del Guión Instruccional? ¡Deja tu respuesta en los comentarios!

 

 

 

¿Aún no tienes una plataforma que te ayude a implementar tus Guiones Instruccionales? Comienza al instante con Yeira, la mejor plataforma para crear cursos y programas en línea que generen resultados.

 

 

 

Compartir:
Comentarios

Estás a un paso de transformar tu oferta de cursos

Con Yeira, házlo fácil y rápido

Novedades

Suscríbete al Newsletter y recibe información relevante de Yeira, así como consejos prácticos para que lleves al siguiente nivel tu oferta de e-learning.


©2022 Yeira® E-learning S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.