5 errores de miedo que debes evitar en tus cursos online

Fecha de publicación: 28/10/2021
por Adriana Caballero, CEO & Cofounder en Yeira®

Especialista en tecnología educativa y diseño de experiencias de aprendizaje en línea. 

Ha escrito 15 Blogs

No es nada nuevo decir que la pandemia obligó a millones de personas a mover sus cursos y capacitaciones presenciales a la virtualidad prácticamente de un día para otro, con lo cual se adoptaron tecnologías no aptas para el aprendizaje (como es el caso de Zoom) pero que finalmente permitieron dar respuesta a la emergencia y continuidad a los programas de formación, que inclusive para muchos es la base de su negocio.

 

A partir de este acontecimiento global, han surgido dos grandes tendencias: las clases en línea con sistemas de videoconferencias, y los cursos autogestivos basados en videos que han liderado las plataformas MOOC (Massive Open Online Course) como Udemy, Domestika, Chreana, edX, entre muchas otras.

 

Con respecto a la modalidad en vivo, después de más de 20 meses, hemos aprendido la lección: los usuarios (estudiantes) se fatigan con las largas jornadas síncronas que repiten el modelo transmisivo de la presencialidad, ¿por qué? porque carecen de interacción social, porque no facilitan el seguimiento y retroalimentación del proceso de aprendizaje y porque pasar largas horas solamente viendo una exposición frente a la pantalla sobrepasa las posibilidades fisiológicas y cognitivas de las personas. Sin embargo, aunque a todos nos parezca de terror, ¡se sigue haciendo!

 

Ahora bien, con respecto a la tendencia en aumento de oferta de cursos MOOC, es una realidad que han democratizado el acceso al conocimiento, sin embargo, su tendón de aquiles es la carencia de interacción social y de evaluaciones como parte del proceso formativo. Reproducir solamente videos funciona para algunas capacitaciones muy técnicas o genéricas que buscan solamente transmitir información, pero si realmente lo que se quiere es lograr la transformación de la persona, no la estrategia correcta.

 

Pero entonces, ¿qué podemos hacer? Afortunadamente hay mejores prácticas y tecnologías que permiten incorporar recursos síncronos y asíncronos en un mismo lugar, las cuales nos ayudan a mejorar nuestras estrategias de enseñanza para lograr la transformación de las personas que estamos capacitando.

 

Con motivo del Halloween en varios países y el Día de Muertos en México, queremos compartirte 5 errores de miedo que debes de evitar en tus cursos online y así lograr los resultados esperados. Si te asustas porque haces más de 3, es hora de salir de tu zona de confort y cambiar para siempre tu oferta de cursos online. ¿Estás listo? ¡Sigue leyendo!

 

 

Error #1: No usas una plataforma de e-learning

 

¡Este error es verdaderamente espeluznante! Si das clases remotas con Zoom, Teams o cualquier otra herramienta de videoconferencia, no compartas los enlaces a tus sesiones por correo electrónico, grupos de WhatsApp, Telegram o redes sociales. Cuando haces esto pasan muchas cosas malas. 

 

¿Cuántas veces te ha pasado que tus usuarios pierden el enlace a tu sesión?¿cuántos usuarios están tan perdidos que simplemente no llegan?, esto genera una muy mala experiencia de aprendizaje, además corres el peligro de que el enlace se comparta con usuarios que no tienen permiso para acceder al curso.

 

Independientemente si haces o no clases remotas, hay otros contenidos que son necesarios para el aprendizaje como presentaciones, documentos, espacios sociales y evaluaciones. Una plataforma educativa como Yeira puede ser de gran utilidad para que tengas todo en un mismo lugar, lleves el control de las actividades y puedas dar seguimiento constante y oportuno a tus usuarios. ¡No cometas el error de mandar todo por correo electrónico o peor aún… por WhatsApp! 

 

Error #2: No mezclas contenido síncrono y asíncrono

 

La formación en línea (e-learning) tiene muchas ventajas, entre las más importantes se encuentran la flexibilidad y autonomía que tiene el estudiante en línea, porque le permite concentrarse de mejor manera y llevar su proceso de aprendizaje a su propio ritmo sin limitantes de tiempo y espacio.

 

Aunque el uso de los sistemas de videoconferencias han cansado a la mayoría de los usuarios, hemos descubierto que con una buena estrategia es muy beneficioso para el aprendizaje en línea, ya que facilita la interacción social en tiempo real, lo cual aumenta el involucramiento de los estudiantes en el curso, los sitúa dentro del proceso y evita la percepción de sentirse aislados.

 

No obstante, es importante mezclar recursos de aprendizaje síncronos (en tiempo real) con asíncronos (en cualquier momento), ya que para realmente generar una experiencia de aprendizaje transformadora es necesario ofrecer la flexibilidad del e-learning y al mismo tiempo la conexión humana que nos dan los recursos síncronos, que no solo se limita a videollamadas, están los chats, encuestas en tiempo real, etc.

 

En el caso de los cursos autoguiados, si bien ofrecen todas las ventajas de la asincronía en cuanto a la flexibilidad y autonomía del estudiante, además de escalabilidad para atender a miles de usuarios, es importante en la medida de lo posible integrar elementos síncronos que permitan la conexión entre pares y el instructor. 

 

Como regla de dedo, si tus cursos son 100% síncronos, conviértelos para que 50% sean síncronos y el otro 50% sean asíncronos. Si tus contenidos ya son 100% asíncronos, agrega un 10% de contenido síncrono. Verás como tus resultados cambiarán sustancialmente.



Error #3: No das seguimiento a tus usuarios

 

Si recuerdas el error #1, es fundamental contar con una plataforma especializada en e-learning para organizar todo tu contenido y gestionar el acceso de tus usuarios, pero adicionalmente, este tipo de herramientas te ofrecen datos sobre la actividad que tienen los usuarios en el curso, ¡así que no cometas el terrible error de hacer caso omiso a los datos!

 

Un excelente facilitador de la formación online anticipa los problemas que pueda tener el usuario. Por ejemplo, si ya ha pasado algún tiempo en que no accede a la plataforma, ¡es hora de mandarle un mensaje por correo o chat! de esa manera podrás ayudarle oportunamente y también entender cuáles son los problemas frecuentes que te permitan mejorar tu curso.

 

También, el dar seguimiento a los usuarios, mejora la experiencia de aprendizaje porque se sienten acompañados. Algunas recomendaciones adicionales a anticiparte al problema son, compartirle por correo o chat recursos que complementen su aprendizaje, mandarle mensajes frecuentes para recordarle las actividades que tiene que realizar, el cronograma del curso, y en general cualquier hito importante del curso como próximas entregas o evaluaciones.

 

Como parte del seguimiento, es una buena práctica crear un proceso de Onboarding al inicio del curso. Consulta nuestro artículo “Onboarding: estrategia clave para el éxito de tu curso en línea” para saber cómo hacerlo.

 

 

Error #4: No incluyes espacios sociales 

 

Este es uno de los errores que dan más miedo y sin embargo, es de lo que carecen la mayoría de los cursos online, ya sea que se integren contenidos síncronos o asíncronos, ¡pasa!

 

Pero si las clases síncronas facilitan la interacción social en tiempo real, ¿cómo es posible que no se considere como un espacio social? porque solo el instructor/docente es el que habla, sin espacios para escuchar activamente las opiniones, dudas y experiencias de los participantes, o si esto se hace, es altamente probable que no todos tengan oportunidad de participar porque se consumiría el tiempo de la sesión. ¡Imagínate! si la clase tiene una duración de 60 minutos, y hay 10 usuarios y cada uno toma 1 minuto para solamente presentarse, se consumirían con esa actividad 10 minutos. Si queremos una participación con opiniones más profundas, simplemente no alcanzaría el tiempo. Entonces la única manera de hacerlo es discriminar la participación, seleccionas 3 o 4 y nada más.

 

¿Cómo solucionar este enorme reto? ¿Cómo democratizar la participación y hacerla activa? y en el caso de los contenidos asíncronos, si solo es un PDF, ¿cómo podemos agregarle interacciones sociales?, ¿no es esto simplemente imposible?

 

Afortunadamente existen herramientas digitales para ello. Por ejemplo, con la herramienta de autoría de Yeira (Bloom), puedes crear encuestas, tableros sociales, chats privados y ¡hasta evaluaciones en tiempo real! De esa manera, todos participan, aún los más introvertidos, y se mantienen activos durante la clase. Así que no hay pretextos, ¡es hora de activar la conversación!



Error #5: No incluyes evaluaciones

 

La evaluación es un recurso fundamental en el proceso de aprendizaje en línea y existen tres tipos de evaluaciones que debes de tomar en cuenta para el diseño de tus cursos en línea: las diagnósticas, las formativas y las sumativas

 

Las diagnósticas te permiten evaluar cuáles son los conocimientos previos del usuario para ofrecerle una experiencia más personalizada, pero también, le permiten al usuario autodiagnosticarse y fijar sus expectativas.

 

Las evaluaciones formativas sirven para que a través del acierto y el error, el usuario aprenda. Una buena práctica es integrar este tipo de evaluaciones de forma continua en el curso, más como una actividad lúdica que como una actividad que tenga impacto en su desempeño, ya que puede generar estrés innecesario e incluso contrario a su objetivo.

 

 

Las evaluaciones sumativas son lo que normalmente conocemos como los exámenes finales que al ser aprobados ofrecen una constancia, insignia digital o certificado oficial. 

 

Si realmente quieres generar experiencias significativas de aprendizaje en línea, es necesario que incorpores los tres tipos de evaluaciones, pero no solo eso, considera ofrecer en cada una, retroalimentación que le ayude al usuario a entender porqué acertó o no. Evita mensajes como “Respuesta incorrecta”, que no ayudan al aprendizaje y además hacen sentir solo al usuario. En lugar, construye frases como “Tuviste algunos errores pero puedes mejorar, recuerda que X Y Z, te recomiendo revisar el contenido X e intentarlo de nuevo.”



Conclusiones

 

Para crear cursos en línea que generen resultados, es importante aprovechar las herramientas digitales síncronas y asíncronas pero que estén en un mismo lugar, dar seguimiento a los usuarios de forma oportuna, activar el aprendizaje con contenidos interactivos, evaluativos y sociales, y democratizar la participación de los usuarios con recursos en tiempo real. No olvides también la importancia de analizar los datos, pero sobre todo generar acciones que beneficien a tus usuarios y así logren sus objetivos de aprendizaje.

 

¿Te dieron miedo como a nosotros estos 5 errores? Compártenos en los comentarios cuál es tu experiencia y si hace más de uno, cómo planeas meterlos para siempre a la tumba.

 

 

 

¿Aún no tienes una plataforma que te ayude a evitarlos? Comienza al instante con Yeira, la plataforma para cursos y programas en línea para generar experiencias de aprendizaje sin errores. 

 

 

Compartir:
Comentarios

Estás a un paso de transformar tu oferta de cursos

Con Yeira, házlo fácil y rápido

Novedades

Suscríbete al Newsletter y recibe información relevante de Yeira, así como consejos prácticos para que lleves al siguiente nivel tu oferta de e-learning.


©2021 Yeira® E-learning S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.