6 brechas en el aprendizaje a las que debes prestar atención

Al momento de diseñar y poner en marcha tu oferta de cursos en línea es conveniente que te preguntes ¿cuáles son las necesidades de tus usuarios?, ¿qué retos tendrán que enfrentar para construir nuevo conocimiento? y más importante aún ¿de qué manera tus contenidos pueden ayudarles a lograrlo?


El aprendizaje un es un proceso que se compone de diferentes etapas y por tanto de diferentes necesidades. Identificar los retos que tus usuarios enfrentan, de acuerdo con la etapa en la que se encuentran, es crucial para poder ofrecerles una oferta de formación que les permita construir conocimientos significativos; por eso, en este artículo queremos compartirte las
6 brechas en el aprendizaje a las que probablemente se enfrentarán tus usuarios, para que prestes atención a ellas.  

 

El aprendizaje como viaje y las brechas en el camino

 

Entender el proceso de aprendizaje como un viaje que tus usuarios realizan para ir de un punto a otro, es una metáfora que te permitirá visualizar que al recorrer el camino entre el punto A, es decir, su situación actual de conocimiento,  y el punto B, que representa la situación deseada, se encontrarán con brechas que les complicarán avanzar y que, en el peor de los casos, los harán desistir.

El diseño de experiencias de aprendizaje es crucial para ayudar a tus usuarios a realizar satisfactoriamente este viaje. Es cierto que no está en tus manos evitar todos los inconvenientes con los que se pueden encontrar tus usuarios; sin embargo, la estructura, formato, extensión y navegación de tus contenidos, puede ayudarlos a librar dichos inconvenientes de la mejor manera.

En su libro Design for how people learn Julie Dirksen, a quien puedes encontrar en twitter como @usablelearning, nos señala que el objetivo final de todo viaje de aprendizaje no es saber más, sino hacer más. Se trata de transformar algún aspecto de nuestra vida, de realizar acciones,  por lo que no siempre es conocimiento lo único que se necesita brindar en una oferta de formación e-learning.

 

Tu oferta e-learning, un puente para el aprendizaje

 

Ten presente que existen diferentes tipos de brechas que separan a tus usuarios del punto deseado de conocimiento, no todas se presentan en las mismas situaciones o al mismo tiempo, por lo que es importante que logres identificarlas para que tu oferta de capacitación se convierta en un puente que les permita realizar su recorrido.

Para ayudarte en esta tarea, a continuación te presentamos las brechas más frecuentes así como algunas ideas útiles para identificarlas y atenderlas desde el diseño de tu oferta de cursos en línea:

 

  1. Brechas de conocimiento.-  La información no logra nada por sí misma, el cambio se logra cuando tus usuarios realizan acciones con ella. Una oferta de capacitación o educación no solo debe proveer información correcta sino debe hacerlo en el momento adecuado. Procura identificar el tipo de información que requieren tus usuarios, para convertirla en conocimiento útil y significativo.

    Preguntas como ¿qué necesitan saber mis usuarios para lograr sus objetivos? o ¿lo único que necesitan es información?, te serán de mucha utilidad al momento de diseñar tu oferta de cursos en línea. De ser posible, realiza un ejercicio diagnóstico para conocer el punto de partida así como las necesidades de conocimiento de tus usuarios.

  2. Brecha de habilidad: Contar con conocimientos es distinto a contar con habilidades. Es posible que tus usuarios ya cuenten con toda la información que necesitan y que, de hecho, ya la hayan transformado en conocimiento útil y significativo; sin embargo, en muchas ocasiones lo que hace falta es contar con las habilidades necesarias para realizar  acciones concretas.

    La práctica es lo que nos ayuda a desarrollar las habilidades que necesitamos para completar nuestro aprendizaje. Al momento de diseñar tu oferta de cursos en línea pregúntate ¿cómo puedo ayudar a que mis usuarios pongan en práctica sus conocimientos?  Incluir ejercicios, escenarios de simulación, casos prácticos y ejemplos en tu oferta de capacitación puede ser de mucha utilidad para ayudar a tus usuarios a desarrollar habilidades.
  3. Brecha de motivación: Es posible contar con conocimientos y habilidades, pero no tener la motivación para realizar acciones. Las razones por las que tus usuarios pueden no estar motivados a completar su aprendizaje son diversas: desde la falta de interés por un tema, no encontrar utilidad a lo que están estudiando o, incluso, el cansancio físico.

    Aunque lo más probable es que no esté a tu alcance atender todas las razones que causan que tus usuarios no este motivados al 100%, el diseño de tu oferta de capacitación puede ayudar a mejorar su situación. Pregúntate ¿por qué mi oferta de cursos puede interesarle a mis usuarios? y no olvides incluir una breve explicación de las razones por las que tu contenido puede resultar interesante o útil. Además, procura utilizar recursos didácticos, de ser posible con elementos lúdicos, y asegúrate de que la información sea clara para evitar distracciones o malos entendidos.

  4. Brecha de hábitos: Cambiar la manera en que hacemos las cosas no es fácil. El aprendizaje suele implicar un conflicto al momento de transformar nuestros hábitos. Toma en cuenta esto, principalmente si tu oferta de cursos en línea está orientada a la actualización de prácticas que tus usuarios ya llevan a cabo. Piensa que atender tus contenidos significará para ellos un proceso de “desaprender” lo que ya saben y aprender a hacerlo de nuevo, lo que puede tomar más tiempo del que tienes calculado.

    Para hacer frente a esta brecha pregúntate ¿por qué es conveniente que mis usuarios cambien la manera en que realizan determinada actividad? Asegúrate de comunicarle a tus usuarios de manera clara las ventajas de aprender una nueva manera de cumplir con sus tareas  y procura mostrar los beneficios que ofrecen tus contenidos respecto a viejos hábitos.

    No olvides que atender cursos en línea requiere continuidad por parte de tus usuarios para que puedan concluir su formación de la mejor manera, por lo que tendrás que ayudarlos a generar hábitos de estudio autogestivo; utilizar calendarización de cursos o realiza sesiones en vivo periodicamente, pueden ayudar a crear hábitos de estudio entre tus usuarios.

  5. Brechas de ambiente: El contexto en el aprendemos influye en la manera en que ponemos en práctica nuestros conocimientos. La mayoría de  las veces, la capacitación tiene por objetivo que tus usuarios se actualicen y lleven a cabo sus tareas de una manera distinta a como lo hacen actualmente, y para que esto suceda las condiciones en su organización deben facilitarlo.

    Ten presente que el aprendizaje es un proceso que se da en un contexto y cultura organizacional específicos, por ello al momento de diseñar tus cursos en línea, pregúntate ¿qué factores externos a mi oferta de capacitación pueden interferir con el logro de las metas de aprendizaje?, piensa; por ejemplo, si tus usuarios cuentan con facilidades dentro de sus jornadas laborales para dedicar tiempo a sus estudios, si el lugar donde atienden tus cursos es el ideal o presenta distracciones como exceso de ruido o poca luz. Una vez identificados estos factores, procura tomarlos en cuenta al momento de medir el desempeño de tus usuarios y de ser posible pide apoyo a otras áreas de la organización para mejorar este proceso, recuerda que se trata de un trabajo en equipo.

  6. Brechas de comunicación: En ocasiones, los problemas de aprendizaje se producen por problemas de comunicación. Los malos entendidos, la falta de claridad en los objetivos de la capacitación, o un error en el diseño de los materiales didácticos, puede ocasionar brechas de comunicación que impiden un proceso de aprendizaje satisfactorio y provocan que no se alcancen los objetivos planteados.

    Este tipo de brechas son frecuentes y comunes, así que si te enfrentas a una de ellas no te preocupes. La mejor manera de hacer frente a un problema de comunicación es proporcionando a tus usuarios información y manteniendo contacto con ellos. Al momento de diseñar tu oferta de cursos en línea, procura establecer objetivos claros así como un canal de comunicación para atender dudas, inquietudes o quejas. 

Lograr la mejor oferta de cursos en línea requiere ponerte en los zapatos de quienes atenderán tus contenidos e investigar para poder realizar un diagnóstico de sus necesidades Tómate el tiempo necesario para pensar en las dificultades que tus usuarios pueden enfrentar y en la mejor manera para apoyarlos.

Conoce las características que Yeira te ofrece y asegúrate de brindarle a tus usuarios las herramientas que necesitan para lograr un aprendizaje significativo y satisfactorio.

 

Compartir:
Comentarios

Olvídate de la tecnología y enfócate en tus contenidos.

yeira se hace cargo de todo por ti.

Novedades

Suscríbete al Newsletter de yeira y recibe información relevante de la plataforma así como consejos para crecer tu oferta de capacitación en línea.


©2019 Yeira® E-learning S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.