Design Thinking aplicado a mi oferta de e-learning.

 

El Design Thinking es una metodología para fomentar la innovación y desarrollar soluciones centradas en las personas. Actualmente, se puede aplicar en cualquier campo como productos, servicios, la mejora de procesos o la definición de modelos de negocio. En este artículo nos enfocaremos en su aplicación para una oferta de e-learning.

Para hacerlo se necesitan seguir los siguientes pasos:

1.Empatizar: Es la base del proceso, la cual está centrada en los usuarios. Debemos de ser empáticos para comprender las necesidades que tienen los usuarios ante un problema específico, ya que con base en esas necesidades, se trabajará en el diseño de una solución.

¿Qué significa ser empático? Significa involucrarse, observar, mirar y escuchar; básicamente ponerse en los “zapatos de las personas” para comprender su necesidad y así generar soluciones lógicas y reales.

En el caso de una oferta e-learning, será de gran importancia empatizar con tu audiencia para identificar qué cursos pueden ser de su interés, qué tipo o formatos de contenido pueden ser de mayor ayuda en su proceso de aprendizaje, cuál es el contexto de la persona, ¿está trabajando y no tiene mucho tiempo disponible para seguir un curso?, ¿se mantiene en movimiento constante de tal forma que su capacitación la lleve a cabo a través de su smartphone, por lo tanto, tiene banda ancha limitada?, cuál debe de ser la duración promedio de un curso según su contexto, cuál debe de ser el lenguaje a utilizar en los contenidos según su nivel de estudios, puesto, etc.

2.Definir: El objetivo principal de la definición es enmarcar el perfil de tu audiencia, sus problemas y necesidades más significativas que se encontraron en la etapa de empatía, ya que éstos serán la guía para generar una idea innovadora. Ésta idea nace del análisis profundo de la información que se obtuvo previamente, sintetizándola hasta llegar a la definición del problema y por lo tanto, enmarcando una solución concreta.

En esta etapa, ya tenemos el entendimiento de nuestra audiencia y las respuestas a las preguntas planteadas en la etapa de empatía. Es momento de definir qué tipo de oferta y contenido serán los adecuados.

3.Idear: Ya tienes la solución, pero ahora ¿qué sigue? Se necesita expandir el pensamiento, la solución está ahí, pero existen muchas maneras de llegar a ella. En esta etapa, todas las ideas para llegar a esa solución son válidas, el objetivo es crear una lluvia de ideas en el que todo el equipo pueda dar alternativas para que se tenga un sin fin de opciones y con ello llegar a la solución más realista, pero innovadora.

Una vez terminado el proceso de lluvia de ideas, se hará la selección de las ideas más adecuadas y posibles, éste es un proceso de evaluación y  el equipo involucrado se habrá dado cuenta que de todas las ideas se generaron (unas más innovadoras que otras) se exploraron áreas que tal vez no se habían contemplado anteriormente. La recomendación es que se selecciones de 3 a 4 ideas finales para prototipar.

4.Prototipar: Llega el momento de construir, el objetivo de ésta etapa es acercarnos a la solución de una manera más demostrativa, se puede utilizar cualquier elemento con el cual puedas interactuar para prototipar, como dibujos, cartón, papel recortado o un storyboard.

¿Por qué estos materiales? porque el prototipo sólo busca establecer un medio de comunicación con los usuarios, cómo es que interactúa con él, qué dice, qué piensa de la idea. De esta manera estamos recibiendo retroalimentación certera de nuestra audiencia objetivo.

¿Quieres unos consejos para hacer un prototipo?  

  1. Empieza con papel, bocetar siempre es importante, aún si no eres bueno dibujando, el objetivo es proyectar tu idea en algo tangible para poner en manos de los usuarios.
  2. No pases mucho tiempo haciendo un prototipo, ya que mientras lo haces puedes generar cierto apego a esa idea y estancarte, ponte un tiempo límite para generar cada prototipo.
  3. Todos tus prototipos deben ser diferentes de alguna manera, y cada uno debe responder una pregunta en cuanto a funcionalidad.
  4. Acuérdate de la fase de empatía, no estás trabajando para tí, este producto es la solución al problema de las personas que ya analizaste. Siempre pregúntate qué tipo de comportamiento del usuario quieres ver cuando experimenten con tu prototipo.

Algunas de las cosas que deberías prototipar para probar tu oferta de e-learning son:

  • El nombre del curso, ¿cuál atrae más la atención y cuál es más claro?
  • El temario, ¿la duración es la correcta?, ¿qué opina mi audiencia?, ¿la secuencia del contenido ayuda el proceso de aprendizaje?
  • El contenido, ¿el formato seleccionado, por ejemplo un PPT o un video, es el que mejor transmite el conocimiento?, ¿existe otro formato, por ejemplo un interactivo que cumpla mejor esta función?
  • Y por supuesto… La tecnología, ¿es la plataforma correcta para el tipo de audiencia a la que voy dirigido?

Recuerda que puedes prototipar tanto y lo que necesites para tener una mejor definición de tu solución.

 

5.Evaluar: Lo que se ganó de la etapa anterior es que se recibió una retroalimentación de los usuarios, lo que permitirá mejorar los prototipos y así la idea, la cual es la solución a nuestro problema inicial. En dado caso que no haya funcionado como se esperaba, se pueden hacer mejoras y resolver fallos, eso es bueno ya que nos daremos cuenta de qué ideas funcionaron mejor y por qué. En esta etapa es fundamental la observación y la empatía.

¿Y cuál es el objetivo de evaluarAdemás de mejorar nuestra solución para hacer feliz a nuestra audiencia, prototipar y probar nos ayuda a reducir costos asociados con la producción de la solución pues podemos darnos cuenta si ésta funciona o no antes de hacer una inversión mayor.

¿Cómo debería de llevar a cabo la evaluación de mi prototipo?

  • Muestra el prototipo y explica lo más breve que puedas de qué se trata la idea. Deja que el usuario interactúe con él.
  • Fomenta al usuario para que comparta en voz alta lo que está haciendo y pensando.
  • Observa, empatiza y haz preguntas. Aprovecha el prototipo para ampliar la comunicación con el usuario y obtener información relevante para la mejora de tu oferta e-learning.

Finalmente, considera que el Design thinking no es un método exclusivo para diseñadores, ponlo en marcha y verás grandes resultados en tu oferta de capacitación en línea.

 

¿Estás listo para comenzar tu oferta de cursos en línea? Comienza en minutos con yeira, ¡crea tu cuenta ahora!

 

Compartir:
Comentarios
Novedades

Suscríbete al Newsletter de yeira y recibe información relevante de la plataforma así como consejos para crecer tu oferta de capacitación en línea.


©2019 Yeira® E-learning S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.