E-learning, conectivismo y redes de conocimiento

Para poder brindar una oferta de capacitación o educación que se adecúe a las necesidades de tus usuarios es importante entender cómo aprendemos.  

 

Existen diversas teorías que tratan de explicarnos la manera en la que seleccionamos información, en que la procesamos y cómo le damos sentido hasta lograr construir un conocimiento significativo.

Dentro de estas explicaciones, encontramos el Conectivismo, una perspectiva sobre el aprendizaje de la que te queremos platicar en este artículo, pues las ideas que sugiere sobre la manera en que aprendemos, en particular su concepción sobre las redes de conocimiento, pueden ser de gran utilidad al momento de diseñar tu oferta e-learning.  


Conectivismo y el conocimiento en red

 

El Conectivismo es una perspectiva sobre el aprendizaje que, a partir del trabajo de George Siemens y Stephen Downes, nos sugiere que crear y adquirir conocimiento, se trata, primordialmente, de establecer conexiones y crear redes.

 

Como podemos apreciar desde el nombre, el Conectivismo plantea que el conocimiento está distribuido entre diversas personas, dispositivos u objetos con los que convivimos cotidianamente y que aprender de ellos consiste en lograr recorrer las relaciones que los unen o, en su caso, crear nuevas relaciones, con lo que crearíamos nuevo conocimiento.

 

Se suele considerar como la Teoría del aprendizaje en la era digital, pues a diferencia de otras teorías pedagógicas, como el constructivismo o el conductismo, reconoce que las personas aprendemos en todo momento y en cualquier lugar en el que nos encontremos, y no únicamente en un salón de clase.

 

Contrario a la visión tradicional del aprendizaje como un proceso de transmisión de conocimiento, para el Conectivismo se trata de un proceso emergente, es decir, que surge espontáneamente a partir de la interacción entre personas o entre personas y dispositivos que almacenan información.

 

De acuerdo con esta visión, el aprendizaje se concibe como un proceso complejo que tiene lugar en redes de conocimiento con cuatro características principales:

 

  • Diversidad: Ya que el propósito principal de una red de conocimiento es el diálogo e intercambio entre sus miembros, es importante resaltar que entre más diversa sea la información que aportan sus integrantes, más complejo e integral será el conocimiento que se generé en ella. Se trata de incluir el mayor número posible de puntos de vista sobre un tema.
  • Autonomía: De acuerdo con esta perspectiva, la motivación por el aprendizaje y por compartir conocimiento deben ser el motor principal para pertenecer a una red de conocimientos, dejando en segundo plano los títulos o grados académicos. En las redes de conocimiento, los participantes deben involucrarse por voluntad propia.
  • Interactividad: El diálogo no sólo es deseable sino necesario, los participantes aprenderán en la medida en que intercambien opiniones, puntos de vista y experiencias con los demás. Se debe fomentar la participación, pues el conocimiento es el resultado de la interacción.
  • Apertura: Al igual que la información se genera al interconectar un dato con otro, las redes de conocimiento crecen y sobreviven en el tiempo cuando logran establecer relaciones con más miembros para enriquecerse con perfiles diversos. La red de conocimiento siempre debe permitir y fomentar la introducción de nuevas ideas.

Estos principios sobre las redes de conocimiento dieron lugar a una de las principales modalidades del e-learning; ya que, en 2008, en la Universidad de Manitoba (Canadá), se realizó el primer Curso Masivo, Abierto y en Línea (MOOC, por sus siglas en inglés) que, bajo el nombre Connectivism & Connective Knowledge, se planteó el objetivo de conectar a una gran cantidad de participantes para generar conocimiento a través de un diálogo masivo.

Tu oferta e-learning ¿una red de conocimiento?



Ten presente que tu oferta e-learning forma parte de redes de conocimiento mucho más amplias en las que interactúan cada uno de tus usuarios.

Con esto en mente, procura estar atento para aprovechar referencias, asociaciones y vínculos para enriquecer tus cursos en línea, así como la experiencia de aprendizaje de tus usuarios.

No importa si estás por iniciar o si ya tienes en marcha tu sitio de cursos, prestar atención a ciertos aspectos que plantea el conectivismo sobre el aprendizaje te puede ayudará a hacer crecer tu oferta de capacitación.

Toma en cuenta los siguientes puntos enfocados en tus usuarios al momento de diseñar tus cursos, materiales y, sobre todo, al planear las actividades que fomenten la interacción entre tus alumnos:
 

  • El aprendizaje ocurre en diversos ambientes, tanto formales como informales; presenciales o virtuales; sincrónicos o asincrónicos. Tus usuarios pueden tomar tus cursos en una gran variedad de escenarios, desde la sala de su casa, hasta el transporte público; ten esto en cuenta para diseñar contenido accesible para todos.
  • El aprendizaje es un proceso cíclico. Lo que tus usuarios aprendan hoy cambiará su manera de ver y aprovechar los conocimientos con los que ya contaban, recuerda que nunca dejamos de aprender.

  • La capacidad de adquirir conocimientos nuevos, es más importante que los conocimientos con los que ya se cuenta. Es importante procurar entre tus usuarios un ambiente de apertura a los nuevos conocimientos y fomentar la curiosidad por recorrer caminos que no conocemos, así como por crear vínculos que tal vez solo ellos puedan descubrir.

  • Es más importante relacionar la información que obtenemos entre sí, que el formato en que accedemos a ella. Sin aún tienes dudas es momento de dejarlo claro: la idea de que el aprendizaje solo se da en salones y con maestros es un error. Podemos aprender en cualquier momento y a través de cualquier dispositivo que nos provea información: desde un libro o una charla en un pasillo; hasta foros en línea, wikis, webinars, chats, videos, etc.

  • Se obtienen mejores resultados cuando se aprende mediante conexiones que tratando de memorizar contenido. Todos hemos usado la vieja técnica de asociar una fecha o un nombre con algo que nos es familiar para recordarlo. Aprovecha este tipo de prácticas de asociación al momento de estructurar tus contenidos, recuerda que entre más relaciones establezcan tus usuarios entre lo que aprenden en tus cursos y los conocimientos con los que ya cuentan, más caminos tendrán para encontrar lo que buscan cuando lo necesiten.

  • El aprendizaje es un proceso asociativo y reticular. Piensa en que nuestro cerebro funciona como internet o, mejor dicho, internet funciona como nuestro cerebro. Basta con iniciar una búsqueda y las asociaciones de ideas, términos, recuerdos, momentos y demás cosas que conforman nuestro conocimiento se irán mostrando a medida que recorremos nuestro bagaje de aprendizaje.

Recuerda que el principio de toda red de conocimiento es la interacción entre sus integrantes, así que al momento de elegir tecnología e-learning para tu oferta de capacitación asegúrate de que te brinde las herramientas que necesitas para fomentar la participación y la vinculación entre tus usuarios.

 

Descubre todas las herramienta que Yeira tiene para ti http://yeira.site/caracteristicas e inicia tu propia oferta de cursos en línea hoy mismo.

 

Compartir:
Comentarios

Olvídate de la tecnología y enfócate en tus contenidos.

yeira se hace cargo de todo por ti.

Novedades

Suscríbete al Newsletter de yeira y recibe información relevante de la plataforma así como consejos para crecer tu oferta de capacitación en línea.


©2019 Yeira® E-learning S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.